Nuestro blog

¿Qué tan flexibles son las oficinas compartidas?

La cultura empresarial ha cambiado drásticamente en los últimos años y ese cambio está paradigma empresarial está volviéndose más abierto, dinámico y horizontal, razón por la cual resulta preciso reformar el espacio de trabajo con el fin de que impulse y apoye esta nueva cultura que está surgiendo. La tecnología y su versatilidad nos dan claves para no sólo ajustarnos, sino también dominar y transformar nuestros modelos de trabajo basados en el espacio laboral.


 

¿Por qué compartir una oficina?

Compartir una oficina tiene más beneficios de los que podríamos imaginar: desde mejores y más saludables ambientes laborales, hasta espacios más creativos e innovadores.

Las razones para elegir espacios de coworking son simples: son económicamente rentables, cuentan con todos los servicios de oficinas tradicionales, están pensadas para aumentar la productividad y responder a todas tus necesidades. Este modelo de oficina cuenta con espacios comunes equipados para cualquier tarea, proyectores, salas de junta, entre otros.

Ventajas profesionales

Tener una oficina compartida significa introducirse a un espacio pensado para intercambiar ideas, fomentar la eficiencia y aumentar la creatividad al promover la convivencia con especialistas de otras industrias. Al albergar un sin fin de diversos profesionistas y expertos en distintas áreas, podrás convivir con personas que se dedican a actividades completamente diferentes, que propician el aprendizaje, el crecimiento comercial e incluso podrían llegar a abrir oportunidades de negocio.

Puedes revisar cuáles son las mejores oficinas para una empresa en crecimiento y por qué.

Diseño y efectividad

Toda oficina compartida se adhiere a la idea de innovación tecnológica, de productividad y a la nueva cultura empresarial que cada vez responde a un esquema más dinámico, móvil, variable, autónomo y diverso. Esta es una de las razones que explica qué tan flexibles son las oficinas compartidas.

El modelo de la oficina tradicional debe conducirse a través de ese sendero: es debido a ello que el estilo de las oficinas compartidas es flexible y adaptable. Ya sea para labores individuales o para trabajo en grupo, el espacio está diseñado para rendir más y adaptarse siempre, según la actividad que se precise realizar.

 


Otro modo de denominar a las oficinas compartidas es bajo el título de oficinas flexibles, pues son rentables, se acomodan al crecimiento propio de tu empresa, acompañan tus necesidades laborales, son extremadamente flexibles, tienen costos accesibles y poseen todo el equipo profesional que tu negocio requiere. Es importante también que aprendas a elegir tus oficinas considerado todo lo que puede beneficiarte, de esta forma lograrás una decisión fundamentada para hacer crecer tu empresa.

Nuevo llamado a la acción

Topics: lugar de trabajo compartido